EL SEGUNDO INTENTO DE ASESINATO NO DOBLEGA AL SENADOR

El senador Geoffrey Winegard ha sufrido un segundo atentado contra su vida a manos de otro bioterrorista. Winegard estaba asistiendo a un mitin de su campaña en Georgetown y volvía a su coche cuando sucedió el incidente.

Por el momento, las autoridades no están desvelando detalles sobre la investigación, pero, al parecer, se encontró en el lugar de los hechos otro cartel de la campaña con un críptico mensaje de amenaza.

He aquí al propio senador Winegard haciendo declaraciones sobre el reciente ataque.

Desde el ataque, han crecido abrumadoramente las muestras de adhesión, tanto por parte de la población como de líderes comunitarios, al firme empeño del senador Winegard de poner fin al bioterrorismo de una vez por todas. Las últimas encuestas muestran un índice de apoyo de entre 10 y 12 puntos por encima del que tenía el senador antes de este último incidente.

WINEGARD AFECTADO, PERO RESUELTO

El mundo de la política se ha conmocionado hoy al conocer la noticia del intento de asesinato de Geoffrey Winegard en el distrito de Paramount durante las primeras horas de la mañana. Oí a un hombre gritar, ha declarado un testigo, y luego olí el humo. Las primeras personas que acudieron al lugar de los hechos encontraron un vehículo envuelto en llamas, aparcado en el callejón trasero del Crocodile Club, que ya ha sido escenario de hechos trágicos.

Aunque el senador salió ileso, el críptico mensaje que apareció en la parte de atrás de uno de los carteles de su campaña parece indicar que la amenaza sigue existiendo:

"Estoy afilando mis genes bioterroristas para clavártelos en el corazón, senador. Has demostrado ser un enemigo capaz, un luchador auténtico que defiende con convicción sus creencias. Pero cuando acabe la batalla, perderás ante el poder que encarna el bioterrorismo. No sigo normas, no tengo moral ni piedad... Tu rectitud no te salvará."

En sus declaraciones, el senador Winegard se mostró resuelto. Estos bioterroristas no van a intimidarme, su cobarde ataque solo refuerza mi mensaje: los ciudadanos normales no están a salvo mientras un solo bioterroristas siga en libertad.

El senador Winegard ha fundamentado su actividad política en la lucha contra los bioterroristas. Winegard había propuesto en el pasado la promulgación de una ley que limitara drásticamente los derechos de los bioterroristas y hasta de las personas que se relacionasen con ellos, pero su proyecto no recibió muchos apoyos. Sin embargo, los recientes incidentes bioterroristas han insuflado nueva vida a su campaña.

Apuntando a su coche carbonizado, Winegard concluyó: Esta es precisamente el tipo de amenaza que la Ley para la libertad de los ciudadanos normales pretende contener. Y este ataque es prueba de que los bioterroristas temen lo que pase si se aprueba.